ACTUAL LOS CABOS 

EMPRESA QUE CONSTRUYE LAVANDERÍA INDUSTRIAL EN CABO SAN LUCAS, FUE MULTADA POR LA PROFEPA.

+La empresa habría construido un puente sin tener la autorización de impacto ambiental.

Los Cabos BCS.- La empresa Gran Armee del Cabo, S.A. de C.V fue obligada por la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) a demoler un puente de concreto de 64 metros de largo, 4.3 metros de ancho y 4.20 metros de alto, en el municipio de Los Cabos, el cual no contaba con la autorización de impacto ambiental.

Además le fue impuesta una multa de 503,099 pesos, y la obligación de reparar el daño ambiental ocasionado por la obra con el objeto de restituir a su estado base el hábitat que prevalecía en el lugar antes de las obras realizadas.

Gran Armee del Cabo, S.A. de C.V., cuenta con autorización de impacto ambiental expedida en el año 2007 por la Dirección General de Impacto y Riesgo Ambiental de la SEMARNAT para realizar el proyecto denominado “Desarrollo Turístico Integral CABO PACÍFICA”: Lotificación, Urbanización y Campos de Golf, desarrollado en el predio contiguo al sitio inspeccionado; sin embargo,  el puente que les fue ordenado demoler, no forma parte de las obras contempladas en dicha autorización.

Cabe mencionar, que la empresa Gran Armee del Cabo S.A de C.V, es la misma que construye una lavandería propiedad del grupo hotelero Pueblo Bonito, en el lote L, de la fracción A del predio denominado La Laguna en Cabo San Lucas.

Es importante mencionar que para la construcción de la lavandería, la autoridad municipal ha señalado que la empresa cuenta con las autorizaciones y permisos correspondientes, aunque solo han mostrado la licencia de construcción.

No obstante, los vecinos que viven en la zona, y que se dicen afectados por la construcción de esta obra, han señalado que esta empresa no ha mostrado los permisos correspondientes que avalen una construcción del tipo industrial en una zona residencial.

Además, la zona donde está la construcción, contaba con especies de flora y fauna que solo fueron retirados por la maquinaria y no reubicados como debe ser.

Los residentes de las colonias Arcoíris I y II y de Miramar, están inconformes por la construcción de esta lavandería, ya que sus viviendas han empezado a mostrar daños después del inicio de la obra, como cuarteaduras en las bardas y en algunas recamaras.

Related posts

Leave a Comment